Las baterías de Ares

Circunvalando el golfo ártabro, pasamos por Ares, camino de la estratégica Ría de El Ferrol. Este bello pueblo coruñés dispone en su municipio de un abundante patrimonio militar, que por desgracia se encuentra en general bastante abandonado.

Ya en 1589 el ingeniero militar de Felipe II, Tiburcio Spanochi, manifestaba su preocupación por la desprotección del puerto de Ares, que consideraba que podía ser un magnífico desembarcadero de tropas para el ataque a Ferrol desde el Sur. Una preocupación que reitera el Capitán General de Galicia en 1625.

Según parece no fue hasta 1757 que se lleva a cabo la fortificación de la Bahía de Ares, con tres baterías.

Una de ellas, la Batería de Ares o de la Punta sobre un adelantado rocoso al sur de la ciudad que hoy domina el Puerto. Este fuerte está en ruinas y abandonado, pero ni siquiera se puede acceder a él porque la propiedad privada del mismo no lo permite, pese a que hice varias peticiones al respecto sin resultado.

Resaltado de la Batería de la Punta de Ares sobre el Puerto. Elaboración propia

Otra, la Batería de Raso, se encontraba en la otra punta que domina el arenal de su nombre, en Seselle. De este fuerte no existen (o no he logrado localizar) restos algunos.

Dos perspectivas de los restos rehabilitados de la Batería de Redes

Y finalmente, en la Punta do Castelo al sur del precioso pueblo de Redes, se localiza la Batería de Redes, que al menos se encuentran consolidadas sus ruinas. La adaptación al terreno obliga a la batería a formar una línea quebrada en cuatro segmentos, y que su frente de tierra sea especialmente llano. Las ocho troneras que tiene abarcan 180º. La forma difícil de la muralla del frente de tierra influyó en la planta irregular del acuartelamiento interior.

Reconstrucción de la planta de la Batería de Redes en el siglo XVIII

Precisamente para proteger la Ría de El Ferrol en el siglo XX se implantan un buen número de baterías de Costa en el municipio de Ares. Las más importantes fueron las situadas en la cima del Montefaro, particularmente la Batería La Bailaora, que se complementaba con la de Faro y Fuente Seca, muy similares entre sí y separadas entre ellas por unos 1000 mts. Se construyeron en 1898 para la defensa del golfo ártabro y muy particularmente de la base naval de El Ferrol. Para 1901 ya estaban todas artilladas, pero que nunca llegaron a entrar en combate.

Vista de la Ría de El Ferrol desde la Batería de la Bailaora

Para proteger la entrada en la Ria de El Ferrol, dentro del plan de defensa de 1927 se construyó en la parte más alta de la Punta de Segaño, la Batería de Salgueira compuesta de cinco grandes bases circulares para sus cañones. Y justo un poco más adelante se encuentra la más antigua Batería de Segaño. Esta última ya fue una antigua batería costera del siglo XVIII, con 12 cañones y 12 artilleros, posteriormente convertida, entre 1897 y 1903, en una batería costera con 2 cañones.

Batería de Salgueira. Fuente AEAC
Plano del Fuerte de Segaño, de 1797, sobre el que se construyó la Batería actual

En la Punta Coitelada se instaló también la Batería de Sudova encargada de batir el flanco de Ares hacia la ría de El Ferrol. La Batería disponía de un sistema auxiliar de iluminación nocturna con proyectores. Todavía hoy se observa el muro que servía para proteger el camino por el que se desplazaban los focos. Estos proyectores de costa eran usados para la iluminación de objetivos situados como máximo a una distancia que no superara los 10 o 12 kms.

Dibujo de Villasante de 1983 del triángulo de los tres fuertes en el siglo XVIII. Al fondo el Fuerte de San Martín

Ya en la Ría de El Ferrol, pero todavía dentro del término de Ares, se encuentran los restos del llamado Castillo de San Martín.  El Fortín de San Martín se encontraba en la parte central de la ría, como centro de mando de la defensa de la Ría de Ferrol hasta el siglo XVIII, situado en las proximidades del Fuerte de la Palma, que ya pertenece al término de Mugardos. Su tipología era de fuerte a la mar, con batería costera y frente abaluartado por tierra. El Fortín de la Palma y San Martín junto con el Fortín de San Felipe formaban parte del triángulo defensivo de la Ría de Ferrol.

Ruinas del Fuerte de San Martín

Este castillo se unía al de San Felipe mediante unas cadenas para cortar el acceso de los barcos enemigos por la ría hacia Ferrol; los anclajes de las cadenas son todavía visibles. Este fuerte actualmente es una ruina total, quedando tan sólo unos muros entre maleza.

Restos de los anclajes de las cadenas que se tendían con el Fuerte de San Felipe para evitar la entrada de barcos enemigos. Foto Galicia Máxica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: