As Baterías da Galé, Alta e Cresmina. Cascais

Seguimos recorriendo la costa de la desembocadura del Tajo. Bajamos por la N-247 en dirección a Cascais y encontramos los restos de tres baterías, la de Galé, la de Alta y la de Cresmina.

Son de época posterior al Fuerte del Guincho, ya que responden a la importante campaña de refuerzo de las estructuras defensivas que llevó a cabo el Conde de Lippe.

Batería de Cresmina exterior e interior

Dentro de esta campaña y en el contexto de la guerra de la que denominó “Guerra Fantástica”, tras la invasión de Portugal por un potente ejército franco-español, el Conde Lippe mandó levantar en 1762 estas tres baterías junto a las playas del Guincho

De norte a sur, fueron denominadas Batería de Galé, Batería Alta y Batería de Cresmina. Su principal objetivo era el acuartelamiento de pequeñas guarniciones que dificultaran el desembarco de las fuerzas enemigas mientras se daba la alarma y se movilizaban puntos críticos en la defensa de Lisboa. Buscaban compensar las deficiencias en la defensa de esta parcela de costa frente al peligro de un ataque franco-español, por lo que la elección de los lugares para su construcción obedeció a un plan estratégico.

baterías do guincho
Localización de las baterías. Elaboración propia

De esta forma, la Batería da Galé, erigida en una punta rocosa, pretendía impedir, con el apoyo del Fuerte del Guincho, el desembarque enemigo en la extensa playa del mismo nombre que separaba las dos fortificaciones.  La de Cresmina servía para cruzar fuego con S. Brás de Sanxete, en el Cabo Raso, y defender la playa de su nombre. La Batería Alta erigida entre las dos primeras, interactuaba con ambas, impidiendo el acceso a la pequeña cala denominada de Água Doce.

Las tres fortificaciones eran bastante parecidas y, al igual que otras muchas, poseían una batería de planta poligonal, de tres caras desiguales, con los acuartelamientos y el portón situados en la parte trasera de las mismas.

baterías do guincho 1798
Planta de las Baterías de Galé, Alta y Cresmina. Grabados de João da Mata Chapuzet. 1798

Desclasificadas a finales del siglo XIX, pasaron a mano de particulares. Si la Alta y Galé fueron totalmente arrasadas para dar lugar, respectivamente, al Hotel do Guincho y al Estalagem Muxacho, la de la Cresmina continúa de pie, aunque muy arruinada.

De la Batería de Galé se observa un fragmento de sus antiguas murallas, con cuatro aberturas de los primitivos cañones, bajo el restaurante del Estalagem Muchaxo. Por su parte, de la Batería Alta también quedan restos de su muralla en un lateral del Hotel do Guincho.

batería galé
Restos de la Batería da Galé, bajo el Estalagem Muxacho

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: