Torre de Lapela

Poco queda de lo que fue el castillo de Lapela, en el municipio de Monçao. Si acaso se puede vislumbrar su estructura a través del dibujo que Duarte d’Armas realizó en 1509. En este dibujo Duarte d’Armas no muestra un castillo con una potente torre del Homenaje (la actual Torre de Lapela) en el centro de un patio rodeado de murallas en el que se incluía un palacio señorial, probablemente la residencia del alcaide.

Lapela Duarte 1
Castillo de Lapela. Dibujo de Duarte d’Armas. 1509

Esto quiere decir que el castillo se acerca los esquemas militares románicos, con la torre del homenaje en el centro, al contrario que en los castillos góticos en que la misma se asociaba la muralla y defendía a una de las puertas.

Sería así la imagen de un castillo ordenado construir por D. Afonso Henriques, en 1130. Pero aún así es posible que se trate incluso de una reconstrucción de un anterior reducto que se remontaría al momento de la conquista cristiana de la región, elevado para controlar el vado del Miño por esa zona.

Pero de aquel castillo afonsino no quedan restos, excepto la imponente la torre del homenaje que, en su versión actual, habría sido levantada en el siglo XIV, bien en el reinado de D. Pedro o de su sucesor D. Fernando, ya en período gótico.

 

Se trata de una poderosa construcción, visible a gran distancia ya que se eleva unos 35 metros sobre el río Miño. Su aparejo revela la solidez y la calidad de la obra, con grandes sillares de rigurosa geometría. La planta es cuadrangular, como gran parte de las torres góticas portuguesas, con 10 metros de lado y fuertes muros de tres metros de espesor.

El acceso al interior se hace por una única entrada, en la fachada norte, a 6 metros del suelo. Un balcón sobre un matacán permite el acceso a la puerta a través de una escalera que originalmente era de madera.

La torre posee tres plantas y está coronada por una línea de almenas con parapeto para vigía.

Lapela conquista
Recreación de la conquista de Lapela por el Capitán General de Galicia, Rodrigo de Pimentel, en 1659 como paso previo a la toma de Monção

La última campaña de obras en el castillo se desarrolló en el primer cuarto del siglo XVI durante el reinado de D. Manuel, monarca que reforzó la estructura y la entregó a Lopes Gomes de Abreu, señor de las fortificaciones del Alto Minho interior.

 

Izq: Acuarela de Roque Gameiro. 1915. Der: Grabado de João de Almeida. 1886

A partir de aquí, la historia de este castillo es la de una progresiva destrucción. Particularmente esta fue intensa a finales del siglo XVII, cuando en 1685 se declaró la inutilidad del castillo y se desmanteló el castillo para utilizar sus piedras en la construcción de la muralla abaluartada de Monçao.

Ya en el siglo XX, en 1910 fue clasificada como Monumento Nacional. A partir de 2016 está abierta al público como “Núcleo Museológico Torre de Lapela”.

Lapela08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: