Fortificações de Vila Nova de Cerveira

Cerveira, Valença, Monçao y Melgaço, son cuatro ciudades con muchos aspectos comunes por ser fronterizas con Galicia en la ribera sur del Miño, y por formar parte de la línea defensiva en el tramo comprendido entre Melgaço, en cuyo término el río proveniente de tierras gallegas comienza a ser fronterizo, y la desembocadura del río, a la altura de Caminha.

La importancia estratégica y militar de los castillos y fortalezas de estas villas, deriva de su ubicación, la cual depende claramente de las relaciones que se establecen con el río Miño. A lo largo de la historia del Norte de Portugal / Galicia, como hemos visto en otras entradas de este blog, el río ha desempeñado diferentes roles. Factor de separación en ciertas etapas históricas, se convierte en otras en un poderoso elemento de unión entre los pueblos portugués y gallego.

Las fortalezas ribereñas empiezan a ser analizadas en este contexto como formando parte de conjuntos que relacionan las defensas a ambos lados del río, que, de hecho, en no pocos momentos pasaron a poder de uno u otro estado. En estos análisis se consideran así conjuntos fortificados en sus relaciones respectivas y su evolución. De esta forma se definen cinco conjuntos: el que forman A Guarda y Caminha; el de Vilanova de Cerveira y Goians; el de Valença y Tui; el de Salvaterra con Monçao; y finalmente el de Fornelos con Melgaço.

Existe incluso un “Plano Director Conjunto das Fortalezas Transfronteiriças do Vale do Minho/ Baixo Miño” financiado por el Fondo de Desarrollo Regional de la Unión Europea

En el conjunto de Vilanova de Cerveira con Goians existieron las siguientes fortificaciones:

En el lado GALLEGO: Fuerte de San Lorenzo, Torre de los Correas, Fuerte de la Concepción y Torre de los Ratones en GOIANS. Fuerte de Medos en ESTÁS y las Torres de TEBRA, ya más hacia el interior

EN EL LADO PORTUGUÉS, en VILA NOVA DE CERVEIRA, el castillo y fortificaciones de Vila Nova de Cerveira, el Fuerte de San Francisco y la Atalaya de Lovelhe.

Vila Nova de Cerveira-1
Castillo de Cerveira desde la orilla gallega del Miño

Antecedentes

El origen del nombre Cerveira tiene dos posibles explicaciones: hay autores que defienden que podrá derivarse de una gran colonia de ciervos que existía en la región y otros que afirman que proviene de su primer señor, João Nunes de Cerveira, que tuvo solar por estos sitios en el lugar tiempo del rey D. Sancho I.

Sea como sea, en la cima del monte Senhora da Encarnação se encuentra la famosa escultura del Ciervo de José Rodrigues (autor de la Plaza del Cubo en Ribeira do Porto), visible desde todos los puntos del municipio.

La información más antigua sobre su defensa data del reinado de D. Sancho II -en un foral de 1229- y se cree que, en esa época, el castillo sería sólo una torre defensiva.

VilaNova Cerveira.22VilaNova Cerveira.24

La opinión más consensuada apunta a que la primitiva construcción del castillo se produjo durante el reinado de D. Alfonso III, durante el cual se ha documentado la obligación, de un vasto conjunto de poblaciones vecinas, de contribuir mediante un tributo a la construcción y / o reparación de las murallas. Aquí se instaló la cabeza de la “Terra de Cerveira”, mención con que se refiere el territorio circundante en el tránsito hacia el siglo XIV. Pero de aquella primitiva fortificación nada se sabe.

El castillo medieval

El castillo medieval que llegó hasta nosotros proviene de la iniciativa de D. Dinis. Este monarca, en 1317, intentó atraer a la localidad a un centenar de habitantes; propósito que reforzó cuatro años más tarde, otorgando carta de foral al burgo. Se daba así cumplimiento al “refuerzo de una red urbana” fuertemente vinculada a la autoridad regia, que contaba ya con ejemplos anteriores en el Alto Minho, como la fundación de Caminha, a finales del siglo XIII.

Vila Nova Cerveira Planta
Planta del Castillo de Vila Nova de Cerveira. Elaboración propia

La disposición general de la fortaleza confirma esta datación dionisina del proyecto. De planta oval -típica de las construcciones fortificadas góticas-, con murallas en apareo de piedra coronadas por almenas y recorridas por adarve. El recinto murado está reforzado por ocho torres cuadrangulares cinco de ellas sobre la muralla sur, la más vulnerable a los ataques. Esta cronología se confirma por la presencia del escudo de armas de D. Dinis sobre un portal gótico, así como por los restos de los matacanes que permitían el tiro vertical sobre los posibles agresores.

Existen dos puertas unidos entre sí por la rua Dereita: al sur, orientada hacia el terreno de la feria, la Puerta de la Vila (más tarde de Nuestra Señora de la Ayuda), paso imponente, de impacto escenográfico y simbólico del vínculo regio de la fortaleza; al norte, un pequeño postigo, verdadera “puerta de la traición”, conducía a la orilla del río.

La construcción de la barbacana se desarrolla en el tránsito del siglo XIV al XV, bajo el reinado de Fernando I de Portugal. Durante en reinado de Manuel I, en 1509, el castillo queda dibujado por Duarte de Armas en su “Livro das Fortalezas”. Este soberano acometió también el refuerzo en las defensas en 1512.

Vila Nova Cerveira
El Castelo de Cerveira tal como lo dibujó en 1509 Duarte D’Armas

La fortificación seiscentista

Durante la Guerra de la Restauración de la independencia de Portugal (1640-1668), la población sufrió en 1643 el acoso de las tropas españolas, y, aunque su importancia no fuera comparable a la vecina fortaleza de Valença, fue sin duda un punto de apoyo importante en la defensa de la línea del Miño. En 1650 fue erigida la Capilla de Nuestra Señora de la Ayuda, una obra que corona la entrada principal del recinto medieval.

La fortificación moderna de Vila Nova de Cerveira fue iniciativa del gobernador de las armas de Entre-Douro y la provincia de Minho, D. Diogo de Lima 9 visconde de Cerveira. Fue construida entre 1660 y 1667 con proyecto del Maestro de Campo General Francisco de Azevedo, según los estándares de la escuela francesa de arquitectura abaluartada del siglo XVII.

Vila Nova de Cerveira
Planta de la fortificación de Cerveira por Mel Pinto Vila Lobos de 1713. Se reflejan también el fuerte de San Lorenzo, en Galicia, y el de San Francisco, a la derecha

De planta en el formato de un polígono estrellado con 4 baluartes enteros (el de San Miguel, el de Espírito Santo, el de la Concepción y el de las Almas), 1 medio baluarte (Baluarte de Santa Cruz), 3 reductos por el lado del río y un hornabeque delante del Baluarte de San Miguel. El medio baluarte de Santa Cruz tenía como función la defensa del lado sur de la villa, vigilando la carretera de Viana, uno de los principales accesos a Cerveira. La plaza tenía 4 puertas: la de la Campaña (al norte, junto a la Capilla de San Antonio), la de atrás de la Iglesia (al este), la Nova (al sur, junto a la Capilla de San Gonzaga) y la de Río al oeste.

VNC Baluarte de Santa Cruz Carlos Luis M.C. da Cruz 2014
Baluarte de Santa Cruz. Foto de Carlos Luis M.C. da Cruz. 2014

La construcción de la fortificación de Cerveira fue simultánea a la del Fuerte de Nuestra Señora de la Concepción en la orilla gallega del Miño. En 1663 el Ejército portugués ocupó el Fuerte de Goián y, en dos años, levantó el Fuerte de la Concepción empleando tierra, cooperando con el de Vila Nova de Cerveira y construyó un puente de barcas para conectar los dos márgenes. El Fuerte de la Concepción fue entregado a España en 1668 con la firma del Tratado de Paz de Lisboa.

 

 

Puerta de la Villa y Matacanes

Los siglos del derribo

Como en tantos otros lugares de España y Portugal, el crecimiento de las ciudades rompió los cinturones de murallas medievales y seicentistas. En un mal entendido “progreso urbanístico” el siglo XIX contempló la destrucción de cientos de recintos amurallados en todo el país, expolio que continuó en el siglo XX en muchos casos.

En Cerveira, en 1844, se destruyó parcialmente la torre del homenaje, proceso a que siguió la corrupción de la muralla norte, con la supresión de la Puerta del Muelle. Posteriormente, en 1875, el recinto abaluartado fue donado al ayuntamiento, que inició entonces una revolución urbanística en la localidad, cuyo principal objetivo fue destruir la segunda línea de murallas, de la que hoy apenas quedan un par de baluartes, el de Santa Cruz y el de San Miguel.

VilaNova Cerveira.20VilaNova Cerveira.21

Ya en el siglo XX, fue clasificado Inmueble de Interés Público en 1974. Entre 1977 y 1982 se produjo su adaptación a establecimiento hotelero, inaugurándose en 1982 la “Pousada de D. Dinis” que estuvo en funcionamiento hasta 2008, en que fue clausurada.

A partir de 2016 se ha incluido el castillo en el programa “Revive”, que pretende la cesión a la iniciativa privada de edificios históricos para proyectos turísticos. Hasta donde tengo noticia aún no se ha concretado en el Castelo de Cerveira.

Puedes hacer una visita virtual al Castelo de Vila Nova de Cerveira pinchando aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: