Castelo de Mogadouro

Los orígenes del «Castelo de Mogadouro» son inciertos. La primitiva ocupación, según unas recientes excavaciones, se remonta posiblemente a la época romana. En otros lugares de la zona se han encontrado vestigios visigodos y musulmanes, que, en opinión de algunos estudiosos, le legaron la toponimia.

Planta Castelo Mogaduro
Planta de los restos del castillo. Elaboración propia sobre imagen SIPA

Lo que si resulta demostrado es que el castillo ya existiría en 1145, cuando fue donado a los Templarios por Fernão Mendes de Bragança. Esta donación no se hubiera producido de no existir previamente en el lugar un reducto militar. La presumible modestia de esta estructura llevó a la Orden del Temple a realizar una integral reforma de la fortaleza, actualizándola según el modelo de la arquitectura militar de la época.

Este sería el origen de la construcción del castillo románico de Mogadouro, del que se conserva sólo parcialmente la torre del homenaje, pues el conjunto fue muy adulterado en los siglos posteriores y no es posible reconstituir el trazado original templario. En todo caso no se debería diferenciar mucho del de Penas Róias, construido en la misma época. Sería así una fortaleza con torre del homenaje aislada en el centro del recinto amurallado, siendo éste, a su vez, defendido por torres cuadrangulares.

Mogadouro Castelo-2Mogadouro Castelo-3Mogadouro Castelo-5Formaba parte de la línea defensiva de la frontera oriental del reino junto a los castillos del Temple de Penas Róias y Longroiva, Outeiro, perteneciente a la corona y Algoso de la Orden del Hospital

En 1197, en un amplio proceso de afirmación de la autoridad real en esta región, D. Sancho I cambió los castillos de Mogadouro y de Penas Róias por territorios raianos de la Beira Baixa que eran más atractivos para los Templarios; pero algunas décadas después la villa es mencionada de nuevo como perteneciente a dicha Orden. A lo largo del siglo XIII, la localidad fue agraciada con dos forales regios (1272 y 1273, ambos dados por D. Alfonso III) con el objetivo de incrementar la población. En 1319, disuelto el Temple, el castillo y su territorio fue asignado por D. Dinis a la Orden de Cristo.

Bajo el dominio de la Orden de Cristo, el castillo fue adaptado a residencia de los comendadores, hecho que implicó grandes transformaciones en la estructura original. De esta forma, y durante los siglos XIV y XV, fueron varios los edificios construidos en el interior, en especial durante el gobierno de los Távoras (primera mitad del siglo XV). Es esa residencia que Duarte d’Armas dibujó a comienzos del siglo XVI, compuesta por tres cuerpos principales, dispuestos perpendicularmente y construidos en altura de dos pisos.

Mogadouro
El dibujo de Duarte d’Armas de 1509 en el que se aprecia el Palacio de los Comendadores y la barbacana.

En términos militares, el castillo dibujado por Duarte d’Armas incluía sólo tres torres (la del homenaje y dos adosadas a las murallas, una pentagonal y otra cuadrangular). Además, el reducto disponía de una barbacana más baja, que lo rodeaba íntegramente.

Sara Cangueiro del blog Mogadouro
Reconstitución del castillo por Sara Cangueiro en base al dibujo de Duarte d’Armas ya con el Palacio de los Comendadores en primer término

La destrucción de todo este complejo, que en el siglo XVIII todavía se llamaba “Palacio, al que llaman castillo“, se desarrolló a lo largo de la época moderna y se acentuó en los últimos siglos, llegando hasta nuestros días como una notable ruina, de que se conserva sólo la torre del homenaje y parte de las antiguas murallas.

Junto al Castillo en el siglo XVII se levantó la Torre do Relógio, que se divide en tres plantas, una de ellas preparada para recibir campanas. Presenta un remate piramidal y en las cuatro esquinas pináculos de granito.

Mogadouro T Relogio-1
Torre do Relógio de Mogadouro

En 1946 las ruinas fueron declaradas Monumento Nacional. Pese a diversas actuaciones de restauración, para completar el destrozo, en la década de 1990 sufrió graves actos de vandalismo y para colmo en 1993 un crudo invierno también afectó de forma importante a las ruinas.

Descripción

El castillo presentaba planta elíptica, en aparejo de granito y esquisto argamasado con barro.

La torre del Homenaje, que es el resto más importante que se conserva, tiene planta rectangular, coronada por almenas y con dos puertas elevadas en arco rebajado (al nordeste y al sureste), a las que se accede por escalera de piedra de dos tramos en ángulo con pasamanos. Internamente posee tres plantas.

Mogadouro Castelo-4
Torre del Homenaje

Al oeste, junto a la torre del homenaje, se abre la boca de una cisterna cuadrangular. En la ladera sureste se encuentra parte de lo que queda de la barbacana.

Un comentario sobre “Castelo de Mogadouro

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: