Castelo de Germanelo

El «Castelo do Germanelo» se sitúa cerca de la freguesía de Rabaçal, en el municipio de Penela, en la cima de un monte a 367 m. de altura. Se trata de un pequeño castillo rural de la época de la conquista cristiana, que formaba junto a otros castillos (como el de Penela, Soure y Lousã) la red afonsina de fortificaciones para la defensa de las tierras de Coimbra.

maxresdefaultCon esas funciones fue construido en torno al año 1142, cuando Afonso Henriques, crea el municipio de Germanelo con el propósito de poblarlo. Para ello otorga carta foral en la cual, además de liberar de impuestos a sus habitantes, concedía perdón y exención de justicia a todos los que hubieran cometido crímenes de homicidio, de robo, o de cualquier otro tipo de perturbación pública, a condición de habitar las tierras del Germanelo, cultivarlas y defenderlas de los ataques de los musulmanes.

A partir de la conquista de Santarém (1147) y del avance de las fronteras hacia el sur, el castillo perdió su función estratégica, así como su municipio, creado para atraer pobladores. El castillo entra en decadencia, viniendo a ser abandonado en el siglo XIV, y su municipio extinto.

Germanelo-2En el tránsito de la década de 1930 a la de 1940, las ruinas del castillo fueron adquiridas por el profesor Salvador Dias Arnaut (1913-1995), medievalista y docente de la Facultad de Letras de la Universidad de Coimbra, a cuya iniciativa se reconstruye el trozo de muralla norte. En la década de 1970 tuvieron lugar excavaciones arqueológicas conducidas en particular por José Manuel Bairrão Oleiro, y que permitieron localizar las antiguas puertas, la cisterna, cimientos de edificaciones ubicadas en la plaza de armas, el lugar de la chimenea, y las terrazas que completaban la defensa.

En 2003 es clasificado como Inmueble de Interés Público. Actualmente el castillo es gestionado por el Municipio de Penela, por cesión de los descendientes del Doctor Salvador Dias Arnaut.

Características

Presenta planta de forma triangular irregular de caras y vértices redondeados que en conjunto ocupa un área de 80.000 metros cuadrados. Excepto el trozo de muralla norte reconstruida con almenas, las restantes están completamente en ruinas, apenas por encima del nivel del suelo.

En el interior del recinto, en el lado oriental, se abre un pozo redondo. Los trozos de cimientos indican partes de las primitivas construcciones internas

La leyenda de los Germanelos (gemelos).

La historia del castillo se une a una antigua leyenda, según la cual había dos hermanos gigantes, herreros, que vivían cada uno en su colina, uno en Melo, al norte, y otro en el Jerumelo, al sur. Como sólo disponían de un solo martillo, lo compartían entre sí, afirmándose que se escuchaba a menudo a los dos herreros a comunicarse entre sí – “Germanelo pasa aquí al martillo” y en contraposición – “Jerumelo, vuelve a acá otra vez el mazo “.

Un día, Jerumelo se enfadó con su hermano y le disparó el martillo con tanta fuerza que éste se descoyuntó, cayendo el hierro en la ladera del monte Melo, haciendo brotar una fuente de aguas férreas donde surgió la población de la Fartosa (en 1160 Ferratosa y en 1420, Ferretosa). El mango que era de madera de zambujo, más ligero, fue a espetarse en una tierra a 2 kilómetros de distancia, haciendo nacer un zambujo, originando el nombre del pueblo de Zambujal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: