Castelo de Alvito

El “Castelo de Alvito”, es sin duda uno de los mejores ejemplares de la arquitectura militar portuguesa, combinando características palaciegas, militares e influencias islámicas, góticas y manuelinas.

Grabados antiguos del Castelo de Alvito

El castillo en la Edad Media.

Las fuerzas cristianas en su invasión del espacio musulmán conquistaron la región donde se ubica Alvito en 1234. Sin embargo, la primera referencia escrita a la localidad se remonta a 1251 haciendo referencia a la Hacienda de Alvito. Afonso III concedió “carta de couto” en 1260 con el objetivo de fomentar el poblamiento de la localidad. Para 1263 estaba concluida la obra de fortificación del tal “couto” por Estevão Anes.

Al quedar sin herederos, Estevão Anes donó en 1279 en testamento al Convento da Santíssima Trindade de Santarém el poblado, el castillo y las tierras de Alvito lo que indica la existencia de una fortificación en el lugar. Se desconoce con exactitud la localización de tal fortificación, si bien existe en el término municipal el topónimo Horta das Adegas junto al río Odivelas que posiblemente corresponda a dicho lugar.

En todo caso, se sabe que en 1472 la tal fortificación o Paço estaba desocupada y sus piedras eran reaprovechadas para otros edificios. Fue entonces, en 1475, cuando Afonso V otorgo el título de barón de Alvito a João Fernandes da Silveira, canciller mayor luego con João II de Portugal, que le concedió en 1482 el derecho a construir un castillo en la localidad. Licencia que fue confirmada por Manuel I en 1497

Según una placa epigráfica existente en el portón de entrada, las obras del actual castillo se habrían iniciado en 1494 a cargo de D. Diogo Lobo da Silveira y fueron concluidas en 1504.

Entre 1504 y 1528 tuvo lugar la construcción de la torre del homenaje. En 1512 se realizaron nuevas obras de construcción para hacer el castillo más elevado y más robusto. En 1548 se construyó la capilla.

A partir del siglo XVII hasta hoy

En 1747 el castillo tenía cinco torres, sobre las que erguía el pazo del barón, estando la torre del homenaje incompleta. Según parece no sufrió grandes daños durante el terremoto de 1755 que fueron reparados en 1777. Por entonces ya había perdido cualquier valor militar, sirviendo tan solo para dirigir las tierras de la baronía.

Durante el siglo XIX tuvieron lugar obras de estucado y pintura. Para 1897 los propietarios vendieron el castillo al monarca Carlos I.

Fue clasificado como Monumento Nacional en 1910 y en 1915 la propiedad fue integrado en el patrimonio de la Fundación Casa de Bragança

A partir de 1941 se realizaron intervenciones de consolidación y restauración, con la reconstrucción de almenas y revocos, la reparación de los tejados y la demolición de paredes en albañilería.

Durante la Revolución de los Claveles, las dependencias del castillo fueron ocupadas por la Comisión de Moradores de Alvito, que promovió diversas obras de adaptación en el primero y en el segundo pavimentos.

Entre 1980 y 1981, nuevas intervenciones procedieron a la reparación de paños de la muralla, revocos, cubiertas, puertas y marcos, así como la reparación de los muros de la cerca y el asentamiento de puertas superiores.

A partir de 1991 fue objeto de un proyecto de adaptación para unidad hotelera, por el Arquitecto Manuel Bagulho, para llegar a formar parte de la red Pousadas de Portugal bajo el nombre “Pousada do Castelo de Alvito“, que se inauguró en 1993.

Descripción

Este Pazo Señorial fortificado, presenta planta cuadrangular, con los vértices orientados a los cuatro puntos cardinales en los cuales se insertan tres torreones circulares y un torreón ovalado en forma de “U”. En el lado norte tiene una torre del homenaje cuadrangular adosada.

Los muros son recorridos por un adarve con parapeto con merlones donde se aren saeteras. Las fachadas sudeste y sudoeste presentan características palaciegas. En cambio, las del nordeste y noroeste se presentan como murallas que unen a las torres.

La puerta principal, con arco biselado, ostenta en su parte superior una epigrafía informando de que el castillo fue iniciado en el reinado de D. João II y terminado en el de D. Manuel I. Originalmente tenía un puente levadizo sobre un foso. A través de ella se accede a la plaza de armas, donde se destaca en el lado sul una escalera de acceso a la llamada Sala dos Veados, a la capilla y a los aposentos de las torres.

La Torre del Homenaje, adosada a la muralla noroeste, correspondiendo a la estrategia de defensa activa, es decir situada en la parte exterior de las murallas. Es cuadrada con lado de 10,7m y altura de 19,5 metros en tres plantas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: